PRINCIPIOS

PRINCIPIOS

Declaración de Principios

Destacan tres hechos fundamentales en cuanto a la mala opinión ciudadana que se han ganado los partidos políticos y sus representantes, que han gobernado nuestra ciudad:

a) Los partidos se han vuelto excepcionalmente impopulares y se han convertido en instituciones públicas poco respetadas por los ciudadanos debido a las malas gestiones de sus representantes.

b) Hay una enorme insatisfacción ciudadana debido a las malas administraciones de nuestros gobernantes, provocada, en algunos casos, por la falta de verdaderas propuestas de solución a las problemáticas que vivimos y, al incumplimiento de aquellas para generar mejoras sustanciales en la calidad de vida de la población. No hay resultados de fondo en cuanto al combate a los principales problemas que nos aquejan: la inseguridad, la corrupción, la desigualdad social, la falta de empleo, la corrupción, desigualdad social, falta de empleo, impunidad y el tráfico de influencias, entre otros.

c) El inadecuado manejo de los recursos públicos por parte de los gobernantes emanados de los partidos tradicionales, quienes han favorecido intereses personales o ajenos a la ciudadanía.

Desafortunadamente las personas que han estado al frente de los partidos tradicionales nos han fallado. Nuestra sociedad demanda un cambio radical. Por ello, nos hemos propuesto crear un partido político verdaderamente comprometido con la generación e implementación de propuestas para combatir los problemas que nos afectan, un partido que sea la vanguardia en cuanto a:

● Que su quehacer fundamental sea la generación de propuestas de soluciones a los problemas de la población, adecuadamente estructuradas, que sean factibles y efectivas en su implementación.

● Que trabaje coordinadamente con los ciudadanos involucrándolos en los procesos democráticos tomando en cuenta sus puntos de vista e intereses.

● Que sea dirigido por personas con capacidad y experiencia.

● Que desarrolle políticas públicas y asuma la responsabilidad en su implementación y adecuado funcionamiento.

● Que promueva la comunicación y la coordinación entre legisladores y dependencias de gobierno vigilando su funcionamiento.

● Que use de manera adecuada los recursos públicos promoviendo el interés de la sociedad y no de particulares.

● Que vigile la efectiva aplicación de las leyes mediante la modernización y vigilancia de las instituciones responsables, en los tres niveles de gobierno.

● Que promueva la adecuada gestión de nuestros gobernantes mediante la continua capacitación.

● Que garantice buenas gestiones de gobierno mediante un código de ética riguroso, donde el servicio público esté antes que cualquier otro interés y dando seguimiento al cumplimiento de las propuestas de campaña de nuestros gobernantes acompañándolos en su gestión.

En el Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE; conformamos un equipo que sea cercano a la población, entienda sus problemas y actúe en consecuencia con capacidad, experiencia y firmeza. Que promueva la rendición de cuentas en el más amplio sentido, no sólo en cuanto al uso de los recursos públicos sino al logro de sus objetivos en favor del bienestar ciudadano.

Buscamos que el Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE; sea una fuerza política que vaya delante de los grupos políticos promoviendo valores fundamentales como la libertad y la democracia, la justicia y la equidad, la corresponsabilidad y la coparticipación, el respeto y la dignificación, así como la sustentabilidad y la sostenibilidad intergeneracional.

Introducción:

El Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE; es un instrumento de la sociedad de la Ciudad de México para contribuir al desarrollo de propuestas de mejoramiento, combate y/o solución a las distintas problemáticas y retos que enfrenta la ciudad y sus habitantes. Somos un partido de centro, social demócrata, cercano a las necesidades de los habitantes y en estricta observancia de la Constitución Federal y Local y leyes que de ellas se deriven, además de leyes generales que imperan en nuestro sistema político.

El Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE, surge de ciudadanos comprometidos con sus comunidades y organizados para beneficio de la sociedad, involucra a personas honestas, dispuestas a participar en la vida pública, social y política de la Ciudad de México, que desean participar en el desarrollo de ideas ue contribuyan al mejoramiento, combate y/o solución a las distintas problemáticas y retos que enfrentan la capital del país y sus habitantes. Somos un partido auténtico e independiente de cualquier organización nacional o internacional y no aceptamos ningún pacto o acuerdo que nos subordine o haga depender de entidades o partidos políticos extranjeros. Rechazamos toda clase de apoyo económico, político o propagandístico proveniente de extranjeros, ministros de culto, asociaciones u organizaciones religiosas y de cualquiera de las personas a las que la ley prohíbe financiar a los partidos políticos. Nuestros recursos serán percibidos y administrados dentro del marco del financiamiento para Partidos que emplearemos en beneficio de la Ciudad.

Los militantes del Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE; participamos activamente de forma pacífica, democrática, ordenada e informada, colocando a la sociedad en el centro de nuestras decisiones y planteamientos, estableciendo con precisión sus potenciales beneficios, difundiendo y ejerciendo la cultura cívica democrática.

Reconocemos en el ejercicio de la política una actividad humana capaz de generar diálogo y entendimiento entre las distintas fuerzas políticas, para lograr acuerdos y propuestas concretas de solución a los diversos problemas que aquejan a nuestra sociedad; asumiendo pleno respeto a los que piensan distinto, tanto a sus personas como a sus posiciones prácticas o ideológicas e instituciones que representan.

Buscamos la creación, transformación y fortalecimiento de las instituciones públicas de la Ciudad de México, pensando siempre que deben ser útiles para el desarrollo de la sociedad; salvaguardando y garantizando sus derechos, con apego a la ley, de forma justa y equitativa.

Consideramos que en el ejercicio de los cargos públicos de elección popular y de designación se requiere total transparencia y rendición de cuentas, profesionalismo y perfiles adecuados. Para ello aportamos una visión con altura de miras que permita solucionar los problemas urgentes en el presente, pero con un claro beneficio en el futuro, valorando en todo momento la oportunidad mayor, sobre la inmediatez improvisada. Pensamos que la corresponsabilidad y la coparticipación son fundamentales para alcanzar un estado de bienestar en la sociedad y planteando que los ciudadanos deben también hacerse cargo de lo público, dejando de ser espectadores pasivos, para ser actores sociales de vanguardia.

En el Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE, estamos convencidos de que es urgente un replanteamiento en la Ciudad de México en cuanto a sus instituciones y su relación con la sociedad, con la finalidad de transformarla en espacio fértil para la libre creatividad, desarrollo e impulso de las personas que vivimos y convivimos en ella, ya sea individual o colectivamente y pensando en generaciones futuras.

La dignificación en la prestación de servicios públicos es crucial para el desarrollo de la sociedad en todos sus ámbitos, al crear bases institucionales sólidas para la superación social y contribuir a culturizar la reconstrucción de un tejido social respetuoso y ordenado.

El Estado de Derecho es fundamental para generar las condiciones de desarrollo y estabilidad de las personas, tanto en lo público como en lo privado, y de ahí que las instituciones públicas deben ser garantes plenos.

I. Libertad y Democracia

Entendemos la libertad y la democracia como dos conceptos ligados e interdependientes, donde uno no existe sin el otro. Ejercemos nuestra libertad de decidir y orientar mediante la democracia. Creemos en la libertad como el espacio más amplio del desarrollo material y espiritual del ser humano, encontrando sus límites en la libertad de nuestro semejante; la movilidad social y espacial es inherente a la libertad que ejercen las personas, lo anterior basado en un marco de derechos y obligaciones ciudadanas producto de nuestra orientación democrática.

Creemos en la democracia como la herramienta pacífica para dirimir contraposiciones en la participación ciudadana y el ejercicio de poder público, en el marco de la libertad personal, convirtiendo la suma democrática en colectiva. La comprensión más amplia de libertad y democracia es fundamental para la transformación de la persona en ciudadano y es por ello que buscamos difundir esta cultura.

II. Justicia y Equidad

La justicia debe prevalecer en todos los ámbitos de la vida de la sociedad, ya sea en la decisión entre contraposiciones o como bien superior social que permite su desarrollo y estabilidad. La equidad, por su parte, da a cada persona o grupo social, indistintamente de su género y edad, lo que corresponde, generando con ello las condiciones y oportunidades necesarias para que el individuo o una colectividad logre sus objetivos. La interrelación y aplicación conjunta de estos conceptos permite un marco ético-social para que todas las personas, pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas emprendan iniciativas con garantías y logren aportar a la sociedad su capacidad de iniciativa y creación y con ello cumplir su destino trascendente, aportando a la sociedad en su misión social.

Como binomio, justicia y equidad en el plano de contrapeticiones y ofensas sociales debe articularse entre el pleno reconocimiento e identificación de la conducta y la dimensión precisa de la misma, partiendo del plano igualitario y la valoración conductual para finalmente construir justicia y equidad. En el reconocimiento social es fundamental que esté presente este binomio conceptual, le daremos el valor intrínseco. Este reconocimiento es fundamental en la transformación social, labor que compete a todos.

III. Corresponsabilidad y coparticipación

La corresponsabilidad es primordial para el desarrollo de la sociedad, ya que en sí misma hace un reconocimiento de las obligaciones que adquirimos –personales, pero no exclusivas– y se convierten en comunitarias cuando en conjunto las enfrentamos; de ahí que crea un espacio de diálogo social en la misma dirección, llevando al terreno de reconocer entre sus semejantes su aportación y valía sin importar cualquier condición u objeción, generando una reciprocidad que nos identifica en lo fundamental.

La coparticipación partiendo del voluntarismo, nos cohesiona como sociedad a la suma en una misma dirección, entendiendo que el resultado obtenido traerá beneficios comunes. Tanto la corresponsabilidad como la coparticipación son el encuentro de personas que construyen una sociedad estable y colaborativa que afronta sus retos comunes desde una posición común, que dialoga desde los valores comunes y avanza en el entendimiento del otro. Es la conducta conceptual transversal para generar una mejor sociedad reconociendo sus diferencias, pero aprovechando sus coincidencias.

IV. Respeto y Dignificación

El respeto es la base de cualquier diálogo social, ya que reconoce trayectorias, pensamiento y representación, éste se debe ofrecer en cualquier condición o circunstancia; es la expresión mínima de entendimiento entre las partes para conseguir objetivos comunes, reconocer posiciones y condiciones. La dignificación implica un compromiso ético a partir de una reflexión moral desde la apreciación de la condición que prevalece en una persona o grupo social; a partir de la reflexión moral es inminente la acción ética práctica. El respeto y la dignificación están vinculadas a la cohesión social, por lo que debemos impulsar ambos como parte esencial de nuestro proceder. Ante los planteamientos, el diálogo conceptual constante de ambas definiciones es fundamental para el adecuado ejercicio de la política que permitirá en el tiempo o circunstancia mantener coherencia y congruencia en las posiciones, propuestas o acciones.

V. Sustentabilidad y Sostenibilidad Intergeneracional

La intergeneracionalidad plantea responsabilidades éticas y morales sobre los recursos naturales, el medio ambiente y necesidades sociales, políticas, económicas y de diversidad cultural. La correlación y coexistencia armónica de la sustentabilidad y la sostenibilidad es primordial para generar un desarrollo adecuado a la condición de nuestro entorno y realidad social. Proteger y conservar los recursos naturales, preservar el medio ambiente y equilibrar las necesidades sociales, económicas, políticas y de diversidad cultural, así como tutelar el interés de la intergeneracionalidad, es la más alta prioridad.

En el Partido Equidad, Libertad y Género, ELIGE, basados en nuestra declaración de principios, desarrollamos una cultura social y ciudadana que permite fortalecer a la sociedad para generar el bienestar que necesita, promoviendo al máximo el desarrollo de capacidades personales y su conciencia. Ejerciendo con responsabilidad la confianza conferida en estricto apego a la legalidad y honestidad y enarbolando nuestro programa de acción política. Nuestras obligaciones como institución pública que forma parte del Estado, serán las de promover y respetar los Derechos Humanos; promover la participación política en igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, con especial énfasis en la promoción e inclusión de la mujer en la actividad política; garantizar la paridad de género en nuestros órganos internos y candidaturas a cargos de elección popular; la inclusión de personas jóvenes en la actividad política y el acceso a las personas de los pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas de la Ciudad de México.

share